Bitácora

Sin categoría

Texto alternativo de «Aventuras en el LitenVerso»

La última novedad que publicaremos este año es el ómnibus «Aventuras en el LitenVerso», de Nino Cipri.

La cubierta del mismo la ha realizado Laurielle, magnífica creadora de historias, cómics, cubiertas e ilustraciones.

Es una cubierta maravillosa con miles de detalles y no queremos que os perdáis nada de ella. Por este motivo, queremos compartir con vosotres el texto alternativo de la misma, y que así no os perdáis nada de lo que Laurielle ha querido transmitir con su ilustración.

Cubierta completa de Aventuras en el Litenverso

Aquí va:

En la cubierta se ve un mapa de muchas habitaciones hexagonales. Cada una contiene una escena distinta, la mayoría en tres dimensiones, pero algunas también en dos. En ellas se ven diferentes multiversos, algunos muy cuquis y otros que parecen sacados de un catálogo de Ikea, pero también vemos habitaciones muy inquietantes, con monstruos y muebles que tienen ojos y patas y pinzas.

Los tonos de la cubierta son el morado y el blanco, y en menor medida el turquesa y el amarillo.

La cubierta tiene 5 secciones: solapa derecha, contraportada, lomo, cubierta y solapa izquierda.

En la  solapa derecha (la que se encuentra en la parte final del libro) se ve la cita de Annalee Newitz sobre el libro («Una aventura mágica anticapitalista que atraviesa dimensiones, abole el binarismo del género y libera a les trabajadores precaries. Es una delicia»), los títulos ya publicados de Crononauta, así como los próximos que se publicarán. También se pueden observar algunas habitaciones hexagonales aisladas, en la esquina superior izquierda se ve media habitación en tres dimensiones con paredes desconchadas violetas y amarillas y, en la pared de la derecha una gran estantería con libros con cubiertas amarillas y violetas. En el suelo se ven libros en los mismos tonos, una alfombra redonda y un libro abierto con dos ojos en forma de antena.

En esta misma solapa, en la esquina inferior izquierda, se ve un hexágono aislado muy cuqui que hace alegoría a Crononauta: tiene un fondo morado, con estrellas, representando el espacio. En el centro del mismo se ve a une astronauta con escafandra blanca. El traje espacial está unido con un cable desde la especie de mochila que lleva a la espalda a uno de los laterales del hexágono, aunque no se ve si enlaza a una nave u otra cosa. Le astronauta está leyendo un libro con cubierta amarilla. A su alrededor, libros abiertos y cerrados flotan libremente y a su derecha se puede ver una pila flotante de libros con cubiertas amarillas.

La solapa izquierda (la que se ve nada más abres el libro), portada, contraportada y lomo son un todo, no hay separación entre ellos. Podemos ver cincuenta y muchos hexágonos más, la sinopsis en la contraportada, el título del libro Aventuras en el LitenVerso centrado en la portada junto con el nombre de le autore, Nino Cipri. En la contraportada también encontramos un espacio en blanco para el código de barras y pequeños logos de Crononauta en portada, lomo y contraportada. En la solapa izquierda se encuentra la foto de Nino Cipri y su biografía. 

Para describir toda la cubierta, vamos a ir línea por línea de hexágonos, empezando por la parte superior de la cubierta. 

LÍNEA 1

El primero de los hexágonos o minimundos está situado en la contraportada. Está dibujado en dos dimensiones con fondo morado oscuro y muchos ojos inquietantes (algunos blancos, otros negros) flotando en él. Los ojos miran hacia todos lados y dan un poquito de mal rollo.

El segundo muestra un minimundo blanco y nevado, donde un muñeco de nieve con gorro violeta parece disfrutar de la nieve, con sus brazos formados por dos ramas hacia arriba, como si se estuviera lanzando por un tobogán de nieve colina abajo. En la bola inferior que sería la base del muñeco de nieve se pueden ver las letras LV, en referencia al LitenVerso.

El tercero es una habitación en perspectiva llena de cajas con paredes en azul turquesa y amarillo. En todas ellas también aparecen las letras LV.

La cuarta es uno de los minimundos inquietantes. En lo que parece un jardín, también con perspectiva, hay una gran tenaza morada que sale del suelo. A su lado dos jardineras, una cuadrada con un arbusto blanco con flores violetas y en la otra una planta parecida a una Costilla de Adán, pero con hojas amarillas.

La quinta es una habitación tridimensional con paredes amarillas llena de lo que parecen llamas de fuego de color blanco.

La sexta es una habitación infantil de paredes amarillas en tres dimensiones. En ella hay dos peluches gigantes sentados en el suelo,abrazándose. Uno es un oso violeta con lazo amarillo y el otro parece un gato de color blanco con una bufanda amarilla. En las paredes podemos ver cortinas azules, una mini puerta y estrellas y lunas decorativas. Además, hay una una cuna blanca vacía con dosel azul y un móvil de estrellas y planetas. 

El séptimo es un minimundo que representa un mercado. En él hay dos puestos de venta, uno con toldo morado y un montón de relojes de pared expuestos. En el otro, que parece estar cerrado, se ve a una persona que se esconde tras una cortina azul turquesa. En el centro, en lo que sería la calle, se ve una caja con una pala, un pico y algunas espadas.En el suelo se ven papeles de colores azules turquesa, blancos y amarillos.

El octavo es un hexágono donde se puede ver una sala con un trono en el centro, todo dibujado en perspectiva, en tres dimensiones. Las paredes están cubiertas de cortinas moradas y el trono es amarillo, con cuatro patas y forma puntiaguda con un círculo en su cúspide. Del cojín morado que tiene parece que está babeando un líquido también morado. Podría ser mermelada o babas. Parte del equipo piensa que puede ser sangre, pero habría que preguntarle a Laurielle. 

El noveno hexágono representa un cielo azul, un sol rodeado de nubes y varios pájaros aleteando libremente. 

La décima habitación es el sueño de todo gato. Paredes amarillas, puerta con entrada gatuna en una y ventana al exterior en otra. En una esquina, un cojín para gato; a su lado, un castillo rascador muy apetecible y, en la parte inferior de la habitación, dos boles con comida para gatos. Hay juguetes para gatos en todos los sitios de la habitación. La entrada gatuna está entreabierta y tiene unas pisadas que indican que acaba de pasar un gato por ahí. 

La onceava habitación es una maravilla para las personas a las que les guste tejer y el té. Esta habitación tridimensional con paredes blancas tiene un balcón con cortina violeta que da al exterior. Parece que fuera es de noche. El suelo amarillo tiene una gran alfombra con una labor de lana a medio hacer. Se ven la madeja y las agujas. Además, hay una mesa baja de estilo japonés con una tetera azul turquesa muy caliente que echa vapor en forma de nubes y dos tazas de té blancas. En la pared opuesta al ventanal se ve un estante con muchas madejas amarillas y blancas y una bolsa con agujas de tejer y más madejas. 

La doceava habitación es un cuarto de baño separado en dos zonas. A un lado del muro divisorio, que tiene una puerta, se ve en una penumbra violeta lo que sería un pequeño cuarto de baño con un retrete, una cortina de ducha y una toalla colgada en la pared. Al otro lado se ve a una persona de pelo corto y claro ataviada con pantalón amarillo y polo turquesa. Este atuendo parece un uniforme corporativo. La persona está frente a un lavabo y mirándose a un espejo con cara apenada. 

El treceavo hexágono representa un cielo nocturno morado salpicado de estrellas blancas. En él hay una luna rodeada de nubes blancas y violetas con varios pájaros pequeños aleteando libremente. Este sería el último de los hexágonos de la cubierta, que llega desde la contraportada hasta el final de la solapa izquierda. 

LÍNEA 2

El catorceavo hexágono vuelve a estar en la zona de la contraportada. Es bastante inquietante. También con perspectiva de tres dimensiones, se ve un orificio violeta bastante grande horadado en el suelo. De él se asoma una araña gigante. Solo se ve parte de la cabeza de la araña y de sus patas. La araña parece peluda y con malas pulgas. 

La quinceava habitación es un almacén de paredes amarillas, con carteles con las letras LV.  En el centro de la habitación se puede ver un arco de apariencia metálica, que recuerda a una puerta interdimensional, a lo Stargate. Detrás del arco hay tres cajas amontonadas y delante del mismo una especie de cama futurista donde un personaje yace dormido. Tiene el pelo corto, pantalones amarillos y polo azul turquesa, de estilo corporativo. Su apariencia es parecida al personaje del doceavo hexágono. 

La dieciseisava habitación simula una sección de un barco, ya que uno de los lados del hexágono que suele estar abierto para ver el interior de la habitación tiene una pared turquesa con dos ojos de buey. En el interior se pueden ver las paredes moradas de un barco, la cubierta blanca con una gran mancha de lo que parece un líquido amarillo. Se ven más ojos de buey en el interior, cables colgando y lámparas de estilo marinero. En el centro de la escena hay un personaje yendo con determinación a algún sitio que no vemos. Tiene aspecto fiero, el pelo largo y un pañuelo en la cabeza. Lleva botas y ropa con estilo piratesco y empuña un gran sable en su mano derecha.

Después de tanta acción nos encontramos con la diecisieteava habitación. Es aparentemente normal, con paredes violetas y blancas. Sobre la blanca se encuentra una estantería similar a las Kallax de Ikea de tres por tres estantes. Todos ellos, excepto el estante central (que está vacío) tienen cestos amarillos en su interior, por lo que no se puede ver qué hay en las estanterías. En la otra pared cuelgan marcos rectangulares y cuadrados con dibujos indefinidos y de diferentes tamaños. Ya en el suelo se pueden ver una alfombra con las siglas LV y una caja morada de la cual sale un ojo antena muy inquietante.

El hexágono dieciocho contiene agua. No sabemos si es el mar, un lago, una piscina o el qué, pero lo que sí se ve es a una persona flotando en ella. Esta es una persona de pelo largo claro y rizado y lleva una vestimenta corporativa de LV, similar a los personajes de los hexágonos doce y quince. Su semblante es un poco hipnótico: mira fijamente al cielo sin expresión alguna. A su lado flota una radio de las antiguas, rectangulares y con dos pequeñas antenas con forma de uve. 

La habitación diecinueve contiene un batiburrillo de muebles desordenados. Una pared y el suelo son blancos, la pared de la izquierda turquesa. Sobre esta última hay apoyado un sofá amarillo con la tapicería rota. Sobre él hay dos cojines descosidos y colocados de cualquier manera. Apilados por el suelo de la habitación y la pared hay dos alfombras blancas enrolladas, una caja morada y una taquilla metálica blanca de las que suele haber en los institutos americanos de las películas. Este hexágono está cubierto, en parte, por el título y el nombre de le autore, Nino Cipri, puesto que está situado en la zona del lomo de la cubierta. La tipografía es similar a la del título que se veía en la portada, es decir: las «I» y las «T» tienen la misma flechita y parte punteada.

Entre el hexágono diecinueve y el veinte hay tres espacios hexagonales vacíos. En ellos se sitúa el título del libro «AVENTURAS EN EL LITENVERSO». Las «T» del título tienen una flechita hacia abajo en su asta (trazo vertical) y la «I» está formada por una línea punteada y otra flechita como la de las «T» en su parte baja.

La veinteava habitación es un escenario de exposición de la tienda de muebles. Todos los muebles tienen etiquetas de venta. Sobre una de las paredes, que es blanca, podemos ver un estante con plantas pequeñitas. Parecen suculentas. Bajo el estante hay un sofá amarillo donde duerme a pierna suelta un personaje de apariencia y vestimenta similar a la de las habitaciones doce y quince. Entre el sofá y el personaje hay un portapapeles que se ha quedado ahí encajado mientras se quedaba dormido. Lleva un metro en la mano, la cual se cae por el lateral del sofá. La siesta que se está pegando tiene que ser magnífica, porque le cae un hilillo de baba por la boca. A los pies del sofá hay una alfombra blanca peluda con aspecto muy cómodo. En la otra pared se ve una lámpara de pie con pantalla turquesa. La pared es celeste y en ella cuelga un tapiz semicircular con flores y flecos. 

El hexágono veintiuno tiene el fondo morado, representando un mundo submarino. Se ven un calamar blanco, una manta raya violeta con la boca abierta y las siluetas negras de lo que parecen otros peces de envergadura (puede que sean tiburones o ballenas). A su alrededor se ven burbujas blancas.

Entre el hexágono veintiuno y el veintidós hay un hueco donde se ve el fondo de la cubierta, de tonos morados, y el texto: «Ilustración de cubierta: Laurielle».

La habitación número veintidós tiene mucha marcha: un tocadiscos en funcionamiento, una bola de espejos girando y notas musicales turquesa llenan toda la estancia. Con pared violeta a la derecha, pared blanca a la izquierda y suelo con losas amarillas de dos tonos, uno más claro y otro más oscuro, formando un dibujo con estructura de tablero de ajedrez. 

Aquí acaba la solapa izquierda del libro, así que pasamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada. 

LÍNEA 3

Esta habitación, la veintitrés, es muy inquietante. Tiene unas cortinas moradas llenas de mugre. Están cerradas y apenas dejan ver el interior de la misma. Solo podemos vislumbrar una puerta con los números «02» y algunos letreros y papeles colgados en las paredes blanca y amarilla.

La habitación veinticuatro no se queda atrás. Es inquietante y lúgubre. Sobre una pared amarilla llena de telarañas reposa un gran espejo roto. Hay cristales por todo el suelo. En la pared opuesta podemos ver una puerta abierta pero no se ve nada de lo que hay en su interior porque está todo oscuro. Lo único que se puede observar es el rastro de una sustancia negra por el suelo atravesando la puerta. 

El hexágono veinticinco representa una terraza o azotea de una tienda de LitenVerso. En la pared izquierda hay una puerta corredera por la que se accede a la azotea y en la derecha unas grandes letras LV se pueden ver. La ele es azul turquesa y la uve amarilla.

En el suelo de la azotea se sienta con las piernas cruzadas un personaje de pelo corto que lleva una vestimenta corporativa de LV. Este es de apariencia similar a los personajes de los hexágonos doce, quince, dieciocho y veinte. Tiene cara apenada y sujeta un teléfono móvil en el aire, como intentando encontrar cobertura.  

El hexágono veintiséis está cubierto por el título y el nombre de le autore, Nino Cipri, puesto que está situado en la zona del lomo de la cubierta. En él hay un cuarto de baño. Se vislumbra un espejo, un lavabo con una ducha de cabina y el suelo encharcado, pero lo que con más claridad se ve es una taza de váter abierta de la que sale una sombra morada con un ojo y una mano que está abriendo la tapa del mismo. 

La habitación veintisiete parece un vestuario con taquillas altas de color azul turquesa. En la pared izquierda, de color violeta, se encuentra una papelera blanca y hay colgados varios carteles indeterminados y un gran A3 con las letras LV en amarillo. De la pared donde las taquillas se apoyan hay una persona, de similar aspecto a los hexágonos doce, quince, dieciocho, veinte y veinticinco, empuñando una pistola para leer códigos de barras. Tiene un semblante decidido y fiero. Parece estar preparada para todo. 

En los tres siguientes huecos, entre los hexágonos veintisiete y veintiocho, está la continuación del título del libro que ya describimos y que se situaba entre el hexágono diecinueve y el veinte.

La habitación veintiocho parece el mostrador de una tienda de muebles, en concreto en el que vas con el tíquet para descambiar alguna compra. En la pared izquierda se encuentra el mostrador. En él hay una planta, un boli de los que están sujetos con una cuerdecita a un pedestal y algunos papeles. Hay una persona agachada detrás de este, de la cual solo se ve su mano. Sobre el mostrador, el número cuarenta y dos aparece en una pantalla de visualización de a quién le toca el turno. Esperando delante del mismo sobre una alfombra amarilla hay un personaje de pelo largo, recogido en una coleta, con pantalones cortos y parte superior de manga larga. Lleva algo parecido a un papel en la mano y su semblante es triste. En la otra pared, de color turquesa, hay colgados más carteles con las letras LV.

El resto de esta línea de hexágonos está vacío para dejar hueco a la foto de le autore en blanco y negro que va en la solapa izquierda del libro. La foto, de Korbin Jones, muestra a Nino Cipri. Este lleva el pelo corto, oscuro, y con raya en el lado. También lleva gafas de pasta oscuras y mira sonriente a la cámara. Tiene bigote. Su atuendo es una camiseta o sudadera de rayas y una especie de pañuelo oscuro alrededor del cuello.

Aquí acaba la solapa izquierda del libro, así que pasamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada.

LÍNEA 4

En esta línea hay ya pocos minimundos dibujados, puesto que se deja un ancho de cuatro hexágonos para la sinopsis. Una vez terminado el texto hay un margen prudencial y continúan los hexágonos.

La veintinueve es otra de las habitaciones espeluznantes. En ella, el personaje que nos lleva acompañando toda la cubierta (en las habitaciones doce, quince, dieciocho, veinte, veinticinco y veintisiete) se encuentra de cuclillas entre paredes amarillentas con papel pintado que se cae a trozos y tablones de maderas rotos que hay por toda la habitación. Su semblante es de estar muriéndose de miedo, ojos en blanco y mandíbula desencajada. Se agarra las sienes con fuerza. A la derecha, en un hueco en la pared de madera de la que han salido los tablones rotos que hay por doquier, podemos ver una sombra con dos ojos que miran fijamente al personaje. 

En el interior de la treinta hay un dormitorio con un colchón amarillo a ras de suelo. Sobre él, una almohada blanca. Está cubierto parcialmente con una manta violeta un poco desaliñada, como si alguien hubiera echado la manta por encima del colchón descuidadamente. Encima de la manta se ve una bandeja blanca con un vaso y lo que parecen restos de comida. A la izquierda del colchón se ve un mueble con una pantalla plana de televisión y un mando de videoconsola conectado con un cable al mismo. En las paredes de la habitación se pueden ver algunos pósters y papeles indefinidos y una gran bandera de rayas amarilla, blanca, morada y negra que representa al colectivo no binario.

En el hexágono treinta y uno se puede ver un cuarto de baño dibujado en perspectiva, en tres dimensiones. Las paredes del cuarto de baño son violeta y el suelo amarillo. En la pared derecha hay un mueble rectangular blanco con lavabo y tres cajones hasta el suelo. Encima del mismo, un dispensador de jabón, también blanco, y un espejo. A la izquierda del mueble se puede ver una toalla blanca colgada. En la pared izquierda hay una pequeña ventana, un retrete y un rollo de papel higiénico blancos. Del retrete sale un líquido sospechoso de color blanco que llena gran parte del suelo de la habitación 

En la habitación treinta y dos hay una sala-comedor de una oficina de la tienda LitenVerso. En sus paredes desconchadas cuelgan carteles con las letras LV. Hay una mesa en el centro con tres sillas amarillo claro. Encima de la mesa hay una caja de pizza abierta con una pizza casi entera dentro. El trozo que falta está en la misma mesa (¡sin plato ni servilleta!). Hay manchas sospechosas por toda la mesa y papeles en el suelo. 

En el hexágono treinta y tres vemos una habitación de paredes amarillo claro con puertas abiertas en ambas. Hay grandes nubes blancas pintadas en la pared y se ven los ladrillos que la forman en un desconchón. El suelo es como de tierra y hay en él un camino que une las dos puertas. Sobre este camino anda un personaje muy concentrado. Su aspecto es similar al de los hexágonos doce, quince, dieciocho, veinte, veinticinco, veintisiete y veintinueve. También lleva el mismo uniforme. En sus manos lleva un artilugio morado con antenas y sensores que parece guiarle en su camino.

En el hexágono treinta y cuatro se ve un dormitorio en perspectiva. Tiene dos paredes, una violeta y otra blanca. En esta última cuelga un espejo de estilo barroco, ovalado. En el centro de la habitación, hay una cama grande con dosel de telas de color amarillo del que cuelga, además, un móvil de mariposas. A través del dosel podemos entrever que, encima de la cama, duerme a pierna suelta un personaje de pelo corto con uniforme corporativo: pantalones amarillos y polo azul turquesa. Su aspecto es similar al de los hexágonos doce, quince, dieciocho, veinte, veinticinco, veintisiete, veintinueve y treinta y dos. Debajo de la cama hay una sombra oscura de ojos blancos y que parece que está intentando salir de su escondite de un momento a otro. 

En el hexágono treinta y cinco se puede ver un bosque en tres dimensiones con arbustos y árboles muy frondosos de fondo. Se ve un tronco de árbol lleno de setas. En una esquina del bosque hay una zona enladrillada amarilla con un macetero turquesa que contiene unas setas amarillas.

El resto de esta línea de hexágonos vuelve a estar vacío para dejar hueco a la foto de le autore de la solapa izquierda del libro. 

Aquí acaba la solapa izquierda del libro, así que pasamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada.

LÍNEA 5

En este inicio de línea sigue habiendo pocos minimundos. Se ha dejado un ancho de cinco hexágonos para la sinopsis.

El primero de los hexágonos de esta línea, el treinta y seis, es el que ya hemos visto otras veces del fondo morado con los ojos inquietantes. Parte de este se ve cubierto por la zona del lomo del libro que muestra el nombre de le autore, en la misma tipografía que el título del libro. 

En el minimundo treinta y siente se ve una posible habitación de Batman. Tiene paredes de piedra, como las de un castillo. De la pared izquierda cuelga una cortina plisada de color morado recogida hacia la izquierda. En la pared derecha hay dos ventanales con vidrieras, una tiene una ele turquesa en una y la otra una uve. En el suelo de la habitación aparece dibujada la señal que se utilizaba para llamar a Batman. A su lado un ataúd de vampiro abierto y vacío.

La habitación treinta y ocho es, de nuevo, un escenario de exposición de la tienda de muebles LitenVerso. Todos los muebles tienen etiquetas de venta y está muy bien decorada. Representa un despacho de trabajo que ya nos gustaría tener a más de une. Sobre la pared izquierda, turquesa claro, se encuentra una estantería con jarrones decorativos. Bajo la estantería, en el suelo, nos encontramos dos maceteros con plantas de hojas grandes redondeadas de grandes dimensiones. En la otra pared hay una ventana con unas cortinas amarillas plisadas que llegan hasta el suelo. Bajo la ventana se encuentra un escritorio con un protector de mesa, un cuaderno y un bolígrafo. También hay una silla cubierta por una manta de pelito que parece muy acogedora. Dan ganas de ponerse a escribir ahí. 

El hexágono treinta y nueve es una habitación de una enfermería u hospital. Se ve una cama con ruedas típica de hospital de tonos amarillos con un camisón morado doblado encima. Sobre el cabecero hay un cuadro de un barco en el mar con un sol. En la parte superior de una de las paredes blancas cuelga una televisión, como las que hay en las habitaciones hospitalarias. A modo de mesilla, una mesa con ruedas con un vaso de agua y un objeto indefinido encima. Podría ser un bocadillo, pero no se ve claramente. En la pared donde no se apoya la cama podemos ver una puerta entreabierta turquesa y papeles en el suelo que parecen manchados de algún líquido oscuro que esperamos que no sea sangre. 

En lo que sería el siguiente hexágono hay un hueco vacío donde se ve el nombre de le autore, «Nino Cipri», el cual tiene la misma tipografía del título. 

En la habitación cuarenta tenemos un cuarto de baño comunitario. Hay un pequeño lavabo con espejo en una de las paredes y tres cubículos con la puerta cerrada en la otra: uno turquesa, uno violeta y uno amarillo. Todos tienen pequeñas pintadas, parecen firmas de gente que ha vandalizado los cubículos. En el violeta se deja entrever un pie de alguien que está en él y del mismo sale un líquido blanco que ojalá sea agua.

El resto de esta línea de hexágonos vuelve a estar vacío para dejar hueco al contenido de la solapa izquierda del libro. En este caso, la foto de le autore mencionada anteriormente.

Aquí acaba la solapa izquierda del libro, así que pasamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada. 

LÍNEA 6:

Sigue habiendo pocos minimundos dibujados ya que se sigue necesitando un espacio de cuatro hexágonos para la sinopsis.

El hexágono cuarenta y uno es un minimundo extraño. Sobre una pradera de hierba y flores en tonos amarillos y blancos vemos un sillón morado barroco, pero con estilo muy agresivo. Sus elementos decorativos son puntiagudos y da la sensación de que en vez de un sillón es una boca con dientes. Justo a su lado, en el suelo, hay una cartera o cuaderno pequeño de color amarillo.

La habitación cuarenta y dos es claramente infantil. De paredes violeta y blanca, tiene una puerta pequeñita en una de ellas de color amarillo con un corazón en su zona superior. Cuelgan de las paredes unas luces en forma de cadeneta de bombillas ovaladas y un marco minúsculo, también ovalado, con un mini corazón dentro. 

Hay un oso morado gigante con pajarita blanca sentado en el suelo. De su cabeza sale una antena con un ojo redondo. En frente del oso hay unos cubos de juguete en los cuales se pueden ver las letras L y V. También hay un sofá cama morado y amarillo en una de las paredes. De su respaldo sale una antena con ojo redondo.

El hexágono cuarenta y tres contiene un salón comedor donde las paredes están cubiertas de rosales. En el centro de la habitación hay una mesa muy barroca de patas y laterales tallados y que tiene dos grandes ojos en uno de los bordes. Alrededor de la mesa hay dos sillas muy barrocas también, con un diseño muy intrincado y dos maceteros. Uno amarillo con una planta que parece una suculenta y otro con una planta muy frondosa blanca con flores azules turquesa. 

En el hexágono cuarenta y cuatro aparece una habitación morada decorada con abanicos de estilo asiático en la pared. Se ve un expositor cubierto de comida que parecen panes bao y gyozas o empanadillas. Una persona con un moño atiende feliz detrás del mostrador. En la pared contraria, se ve una puerta abierta y de ella sale una tenaza gigante morada. 

La habitación cuarenta y cinco da un mal rollo considerable. Aparentemente es la cocina de un lugar de trabajo. Hay un frigorífico alto turquesa, muebles bajos haciendo esquina de color blanco con un fregadero y grifo correspondiente. En la pared donde se encuentra el fregadero cuelgan tres muebles de cocina también blancos con las puertas cerradas. Hay una pequeña nota pegada en la pared, junto al fregadero (¿normas de uso, quizás?). Un líquido blanco se desliza por el suelo en la zona del frigorífico. Lo más inquietante de la habitación es el microondas morado con dientes puntiagudos, que aún desconectado, se muestra muy amenazador. Es el mejor aliciente para no comer en la oficina.

El minimundo cuarenta y seis es una sala de formación que está siendo ocupada por un agujero negro del que salen ojos inquietantes como los del hexágono siguiente. Una mesa con una gran televisión de las de rayo catódico muestra un gran ojo blanco sobre fondo morado oscuro. Sillas de diferentes formas y colores se colocan delante de la misma. En la pared que aún no ha sido cubierta por el agujero negro  se ven dos carteles, uno con las letras LV en amarillo y otro con estas mismas letras un poco más pequeñas junto a una cara sonriente en color turquesa claro. 

El hexágono número cuarenta y siete es otro de los que muestran ojos inquietantes blancos y negros flotando en él. El fondo es morado oscuro y los ojos miran hacia todos lados y dan bastante mal rollo.

El resto de esta línea de hexágonos vuelve a estar vacío para dejar hueco al contenido de la solapa izquierda del libro. En este caso, la biografía de le autore, la cual se encuentra justo de debajo de su foto.

Aquí acaba la solapa izquierda del libro, así que pasamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada. 

LÍNEA 7:

En esta línea sigue habiendo pocos minimundos. Se ocupan cinco hexágonos de ancho para la sinopsis. En esta zona, además, ya comienza el espacio en blanco que se suele dejar para el código de barras del libro, aunque aún no está incrustado en la imagen. 

El hexágono cuarenta y ocho muestra el cuerpo de un dragón de estilo oriental con diferentes tonalidades de morado o violeta, entrelazándose sobre sí mismo. Sin embargo, es tan grande que no vemos ni inicio ni fin del animal al que pertenece. 

La habitación cuarenta y nueve tiene un despacho. Hay una mesa de oficina, con el típico hueco redondeado para meter la silla, sobre la que hay una torre de un ordenador, dos monitores, teclado y ratón. Los monitores muestran de salvapantallas las letras LV en amarillo. Sobre una de las pantallas hay una webcam o quizás un ojo observándolo todo… podría ser cualquiera de esas dos cosas. Sobre una alfombra rectangular turquesa se encuentra la silla de despacho, morada, con brazos, cojín lumbar morado oscuro y patas con ruedas. En la parte del apoya cabezas también hay un ojo, en este caso sí que parece que no es otra cosa. La silla se encuentra orientada de espaldas a la mesa y los monitores, pero su ojo mira de soslayo hacia atrás. En la pared derecha, de color amarillo claro, hay dos dibujos de apariencia infantil, uno con un corazón y otro con una estrella.

En el siguiente espacio donde iría un hexágono, hay un hueco que muestra el fondo morado de la cubierta y se muestra el texto «Traducido por Carla Bataller Estruch».

Este hexágono, el cincuenta, es una habitación extraña. Por una parte es un dormitorio con una cama infantil, típica cama con cabecero de madera semicircular con dos picos en cada lado. Tiene un corazón troquelado en el centro del cabecero. Las paredes son azul turquesa, pero tienen pintados elementos campestres: nubes, un árbol frutal, una valla blanca de las que delimitan campos y jardines. Al lado de la cama hay una bala de heno amarilla. El suelo está lleno de heno, también amarillo. Frente a la bala de heno, junto a la cama, un mueble violeta con antenas con ojos mira hacia delante. Es semicircular, bajo y no muy grande. Da pie a muchas interpretaciones, pero las más plausibles son que sea un cojín o reposapiés o incluso un cesto boca abajo.

En el minimundo cincuenta y uno, una persona se encuentra sentada con cara de felicidad observando la jungla que hay a su alrededor. Plantas exuberantes de grandes hojas de color blanco, violeta y morado. Lianas, árboles frondosos y plantas rastreras completan la escena. El personaje tiene el pelo corto y lleva un pañuelo con flecos de color amarillo alrededor del cuello.

El resto de esta línea de hexágonos está vacío para dejar hueco a la parte textual del logo de Crononauta, que dice «Crononauta» en letras blancas. Aparece girado noventa grados hacia la derecha. Ya no hay más minimundos en la solapa izquierda del libro porque, en esa zona de la imagen, sigue mostrando la biografía de le autore.

Aquí acaba, de nuevo, la solapa izquierda del libro, así que vamos a describir la siguiente línea de hexágonos, pasando de nuevo a los que están en la contraportada. 

LÍNEA 8:

Apenas hay minimundos en el inicio de la línea, ya se muestra el espacio en blanco para el código de barras del libro, la dirección web de la página de Crononauta y un pequeño logo de la editorial, el que contiene la escafandra morada y blanca con forma de C y el texto «Crononauta». 

El primero de los hexágonos que se ve, el cincuenta y dos, está situado en la contraportada y se encuentra aislado del resto. Es similar al hexágono cuarenta y ocho, el que mostraba el cuerpo de un dragón. Si se miran los dos hexágonos juntos parece que son los lomos de la misma criatura.

Tras este, hay espacio para dos hexágonos que se ha dejado vacío, de forma que no hay habitaciones dibujadas en él. Solo se ve el fondo morado de la contraportada y el logo pictórico de Crononauta, el que contiene la escafandra morada y blanca con forma de C. Está situado estratégicamente para que esté en la parte inferior del lomo del libro. 

La habitación cincuenta y tres es un rincón de lectura. Nos recuerda al que Isa J. González tiene en su casa y que más de una vez ha compartido en redes. Hay un sillón orejero amarillo intenso con brazos y cojín blanco con pinta de ser cómodo y que invita a sentarse en él y pasar las horas leyendo. Hay un cojín amarillo claro en el suelo para apoyar los pies. En una de las paredes, hay un ventanal grande y, en la otra, una estantería con libros de lomos turquesas en las secciones superiores y puertas moradas con ojos que miran de soslayo en las inferiores. Si no te fijas bien parecen los dos pomos de las puertas, pero su mirada maligna sugiere lo contrario. En una esquinita, al lado de la estantería, hay un macetero blanco con una planta de hojas ovaladas.

El hexágono cincuenta y cuatro es un dormitorio. De paredes blanco y azul turquesa claro con papel pintado cayendo roto por varias zonas. En una de ellas se apoya una cama de tipo murphy, de las que se sacan de un mueble. El mueble es amarillo y tiene ropa encima colocada desordenadamente y una pequeña planta. La cama está sin hacer, con sábanas turquesa y almohada y edredón blancos. Hay ropa y calcetines tirados por todos lados. En la pared opuesta hay una ventana cubierta por un estor semicerrado de color turquesa. Justo debajo de ella hay una caja de arena de gato. Debajo del edredón se intuyen las orejas puntiagudas de un gato. 

La habitación cincuenta y cinco es una sala de estar. El suelo está cubierto por una alfombra cuadrada que cubre casi todo el espacio. La pared de la izquierda es amarillo claro y tiene muchos marcos pequeños colgados en ella. Los hay de diferentes formas, redondos y rectangulares. Todos ellos parecen tener círculos que parecen ojos en su interior. En un lateral de esta pared hay una lámpara de pie, de las que se encienden con una pequeña cadena al lado de la bombilla. En la pared opuesta, un pez turquesa decorativo se encuentra colgado encima de un sofá morado. Tiene un mantel de ganchillo redondo encima, de los que estaban de moda hace bastantes años y que se ponen en las orejeras y las mesas camillas. En el sofá hay dos cojines que en realidad bien podrían ser dos ojos que miran hacia un lado. Nos queda la duda y no sabemos qué es lo que son en realidad. Frente al sofá una mesa pequeña de café, con una taza encima. 

El hexágono cincuenta y seis contiene una sala con tres taquillas amarillas que destacan mucho sobre las paredes, que son ambas turquesa oscuro. Sobre la pared donde no están las taquillas se ven hojas de papel colgadas, una tiene un símbolo de precaución, otra parece solo texto ilegible y la más grande es un cartel con las letras LV en amarillo. 

El resto de esta línea de hexágonos vuelve a estar vacío para dejar hueco al contenido de la solapa izquierda del libro. La cual, en esa zona de la imagen, sigue mostrando la biografía de le autore

LÍNEA 9:

Hay una última línea de hexágonos que aparecen cortados, pero no se termina de ver qué son de forma clara. Uno tiene paredes de ladrillo pintadas de turquesa y desconchadas por algunas zonas, otro tiene lo que parecen unas plantas blancas de aspecto esponjoso, en otra se vislumbra una ventana en una pared amarilla y una cortina turquesa. 

Justo en la esquina inferior derecha de la solapa izquierda se encuentra también un pequeño trozo del hexágono morado de los ojos inquietantes que se repite por el resto de la cubierta. 

¡GRACIAS por haber leído hasta aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *