Bitácora

Crononauta

Cambio de precios en la edición digital

Como habéis podido ver en nuestra web y en las plataformas donde tenemos subidos los libros digitales, hemos aumentado nuestros precios. Este cambio viene originado sobre todo por la “nueva normalidad” que ha provocado la COVID-19, donde, desde hace unos meses, hemos visto un cambio de patrón en el modelo de ventas de libros que ha requerido que nos sentemos a analizar el nuevo escenario. 

Ya cuando ocurrió la bajada del IVA al 4% en el libro digital hace unos meses sabíamos que era posible que tuviéramos que hacer un pequeño ajuste a los precios, pero no queríamos subirlos sin más, y menos sin explicar el por qué de ello, así que hemos redactado una pequeña entrada para comentaros el proceso que hemos seguido hasta llegar a la conclusión de que hay que subirlos.

Antes que nada, debemos explicaros en qué se reparte el precio de cada libro, tanto en los digitales como en los físicos. 

Las dos gráficas muestran el reparto en porcentajes sobre el precio final de venta sin impuestos. Reflejan una media de los números que han ido ocurriendo con nuestros distintos distribuidores, autores, traductores, etc. Aunque seguro que ya lo sabéis, recordamos que el porcentaje que recibe la editorial que aparece en la gráfica no es beneficio puro, si no que con ese dinero se cubren todos los gastos necesarios para publicar un libro: adelanto de autores, traductores, imprenta, alquiler de almacén, logística, impuestos, etc.

En un primer momento podéis pensar que los números son más o menos similares, ya que hay una característica principal que moldea dos escenarios totalmente diferentes: el precio de venta al público (PVP) de cada uno de ellos. Por ejemplo, le traductore parece que obtendría casi los mismos royalties con cada modelo, pero si se hacen los cálculos de ambos caso, la ganancia con el digital es mucho menor, ya que el 4% de 15,00 € es 0,60 €, mientras que el 3% de 4,00 €, aunque parezca que solo varía un punto, es 0,12 €.

Hasta épocas previas al confinamiento la venta digital era prácticamente testimonial. Los libros digitales no superaban el 10% de las ventas totales de los libros. Este número de ventas apenas tiene repercusión en el rendimiento económico de cada libro. Y así es como se ha estado gestionando hasta ahora en el sector editorial: todo se basa en el contrato de la edición en papel y se trata como algo complementario a la edición en digital.

Es por ello por lo que teníamos claro que el precio de nuestros libros digitales debía facilitar el acceso a los mismos. Debíamos centrar nuestros esfuerzos en recuperar cada inversión con la edición en papel y permitir llegar a más lectores con la edición en digital. Decidimos poner un precio medio de nuestros libros que rondaba la franja de los 4,00 € y 5,00 €, es decir, aproximadamente un 27% del PVP de la edición en físico.

Pero, inesperadamente, llegó una revolución en el sector editorial: la COVID-19. A partir del confinamiento las ventas digitales han aumentado considerablemente. Ahora ya sobrepasan el 20% y parece que esta tendencia se está manteniendo aunque las librerías estén abiertas. Con estos porcentajes sabíamos que el escenario ya no era el mismo y que era posible que tuviéramos que dejar de ofrecer un precio de venta tan bajo como el que teníamos, puesto que, si esta situación se mantiene o incluso aumenta, sí que hay que sufragar los gastos asociados a la producción de cada libro con las ventas digitales.

Antes de subir el precio sin más, decidimos hacer un estudio de mercado para ver cuáles eran los precios de libros digitales de otras editoriales, ya que desde alguna agencia literaria nos habían avisado de que teníamos los precios muy por debajo de la media. El análisis cubrió a aquellas editoriales que publican literatura de género, como Insólita, Nova, Minotauro, Mai Més, etc. Así como aquellos libros de género fantástico de aquellas editoriales que publican varios géneros: Sexto Piso, Ediciones SM, Anagrama, Nórdica, Runas, etc.

El resultado fue esclarecedor: salvo una excepción, donde el precio de los libros digitales suele ser un 28% del PVP de la edición en físico, el resto de editoriales está lanzando los digitales a un 40% o más del PVP de sus ediciones en papel. No es que siempre hayan estado en ese porcentaje, sino que en este año 2020 lo están incrementando hasta alcanzar el 50% o más. ¿Quizás se hayan dado cuenta también de que el escenario está cambiando?

Pero no queríamos subir los precios simplemente porque otras editoriales lo estaban haciendo. Queríamos averiguar también con el análisis si un vuelco hacia la venta digital mantendría el equilibrio de ingresos que hay con la venta en papel o si habría alguna parte (o varias) que saldría perjudicada. El objetivo era saber cuál sería el precio mínimo que tendríamos que poner para ofrecer un ingreso justo a cada una de las partes.

Conclusión: no solo es necesario subir el precio de nuestros libros electrónicos, sino que además habrá que ofrecer unos mejores porcentajes a autoras y traductoras en los futuros contratos, para que quede equiparado el ingreso que tendrían por la edición digital con la edición física.

Por tanto, hemos optado por implementar un equilibrio entre: 

1) poder pagar unos royalties a las distintas personas que participan en la creación del libro, similares a los que obtienen con la edición en papel, 

2) mantener un precio dentro de los rangos que se trabajan en el mercado y

3) tener en cuenta la economía de las personas que leen nuestros libros. Con todo esto, la subida que hemos hecho es pasar de un 27% del valor del libro físico a un 40%, que en el precio final implica subir una media de 2,00 €. 

Sabemos que para algunas personas supone un poco más de esfuerzo a la hora de adquirir nuestros libros, pero desde los inicios de Crononauta hemos querido que todas aquellas personas que participen en la creación de un libro nuestro obtengan un ingreso justo y, ante la situación actual y por mucho que nos pese pediros un esfuerzo mayor, vemos necesaria esta subida. 

Muchas gracias por vuestra comprensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *