Bitácora

Crononauta

Un año de ilusión y sorpresas

Quién nos iba a decir hace un año que íbamos a estar como estamos.

Comenzamos este proyecto con la certeza de que era un proyecto arriesgado, ya que los libros que queremos publicar no tienen vocación de superventas, ni pueden compararse con las tiradas de los géneros realistas. Es más: si dentro de la literatura se desprecia la de subgéneros, debido a que proviene de una tradición de entretenimiento popular, la que además añade perspectiva de género es mucho más arriesgada.

Sin embargo, en la vorágine de año que llevamos, nos habéis sorprendido una y otra vez, con una gran acogida por vuestra parte, siempre con ilusión y compañerismo, buenas palabras y mejores acciones. Este mundo literario en el que nos empezamos a mover está lleno de personas geniales y tenemos la suerte de haber podido conocer a muchas de ellas.

Debemos comenzar los agradecimientos por las autoras que nos están acompañando este año y el que viene: Nnedi Okorafor, Lola Robles y Elia Barceló. También tenemos que dar gracias a Carla Bataller por su gran trabajo traduciendo las obras que publicamos. Empezaste como nuestra traductora, pero ya formas parte de la familia. Gracias también a Marina Vidal y Dale Halvorsen (Joey Hi-Fi); sin vuestras magníficas ilustraciones no podríamos haber llegado donde estamos. También gracias a aquellas personas que no podemos nombrar aún, pero que anunciaremos próximamente ;-). Os agradecemos de corazón la confianza que nos habéis aportado.

También queremos dar las gracias a las agentes literarias que confiasteis en este proyecto incluso cuando no tenía página web y a todas esas personas que han hablado de una manera y otra de Crononauta en artículos de revistas y periódicos, entradas en blogs, videoblogs, podcasts, programas de radio, redes sociales, librerías, bibliotecas, clubs de lectura, asociaciones, e incluso de viva voz. Gracias especialmente a las organizaciones de los eventos a los que hemos asistido por darnos la oportunidad de participar en ellos, y a las librerías que nos han acogido en cada una de nuestras presentaciones.

No podemos olvidarnos de esas personas a las que hemos conocido que disfrutan (y sufren ;-)) también en esta profesión, editando libros y revistas maravillosas con toda la ilusión y el cariño del mundo, muchas veces incluso por amor al arte, literalmente. Hemos vivido experiencias geniales y tenido conversaciones muy positivas en las que hemos aprendido mucho con todas las personas que se autoeditan y editoriales con las que hemos coincidido de una forma u otra en eventos y otros saraos similares. Ojalá el mundo literario se hiciera más eco de las joyas que existen en ese otro mundo editorial fuera de los círculos de las grandes corporaciones.

Por último, pero no menos importante, estáis todas esas personas que nos habéis escrito correos, enviado CVs y manuscritos, propuesto libros para publicar, aquellas que os habéis acercado a nuestras presentaciones y a los expositores en los eventos en los que hemos estado, las que habéis ofrecido vuestra ayuda y todas aquellas que habéis leído nuestros libros, ya sea porque los habéis comprado, os los han prestado o los habéis cogido en la biblioteca.

Durante todo este tiempo nos habéis ilusionado y sorprendido, y nuestro sentimiento de gratitud es inconmensurable. Seguiremos trabajando con ilusión; despacito, pero con buena letra. Queremos seguir publicando a personas que estén dentro de los colectivos menos representados dentro de la literatura, queremos seguir promoviendo la conversación acerca de la literatura de género con perspectiva de género y queremos que nos sigáis acompañando en este viaje.

Muchas gracias por este primer año inolvidable,

El equipo de Crononauta.

1 pensamiento sobre “Un año de ilusión y sorpresas

  1. He leído varios de vuestros títulos, que conseguí durante la Celsius 232 el pasado julio en Avilés.
    Os doy la enhorabuena por la calidad de las obras y la cuidada edición de las mismas.
    Respecto a vuestra carta con motivo del aniversario, quisiera invitar a los lectores a atreverse con la ficción especulativa, que es una lectura más inteligente que la simple lectura casi pasiva de las “novelas realistas”.
    Espero ampliar la experiencia en la ya próxima HispaCon.
    Un saludo y a por ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *